Cierra la planchadora más antigua de Barcelona

by

Maria Fonts aprendió el oficio de planchadora de su madre. Y su madre lo aprendió de unas monjas de clausura de un convento de Vilafranca del Penedès, allá por el año 1928.

La tienda de la calle Santaló 43 se abrió en 1935 y desde entonces se ha dedicado al viejo oficio del planchado a mano, además de bordados y restauración de ropa. Hoy ya está desmontada y a punto de ser traspasada, pero durante muchos años fue un local abigarrado de telas donde planchaban las prendas más delicadas.

Más de sesenta años de tradición familiar avalan a esta planchadora. Maria explica que en toda Barcelona sólo quedan un par de tiendas de planchado como la suya pero no tan antiguas. “Son oficios que se pierden con el tiempo”.

Ahora le queda empaquetar tantos años de tradición y cerrar. Antes todavía pasarán unas cuantas clientas a recoger trajes de bautizo centenarios planchados con almidón y mimo.Maria Fonts se retira, junto con su hermana, a una casa familiar de El Vendrell. Dice que seguirá aceptando encargos para arreglar y planchar porque el oficio lo lleva muy dentro.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: